Curiosidades sobre el mundo de los sueños

05 jul 12No todo el mundo es capaz de recordar sus sueños, pero ahora podemos afirmar con rotundidad que todos soñamos. Las máquinas que pueden medir nuestra actividad cerebral durante el descanso nocturno así lo afirman. Lo que sucede es que dependiendo de la fase del sueño en la que despertemos, podremos o no recordar sus imágenes con más o menos claridad.

Actualmente, todos están de acuerdo en que el origen de nuestros sueños está en el cerebro, fuente de toda actividad mental, pero en la antigua Grecia, por ejemplo, pensaban que podían originarse en el hígado.

Lo que es evidente es que los sueños son pensamientos muy profundos, ya que durante el descanso, con los ojos cerrados y sin tener presente la parte consciente, no hay distracciones para nuestra mente.

¿Qué son los sueños?

Desde el origen de los tiempos el hombre se ha preguntado por el significado de sus sueños. Las imágenes que se representan en nuestra mente durante el descanso han inquietado a las diferentes civilizaciones y tenemos constancia de ello porque ya en las cuevas rupestres se han hallado pinturas que se creen que tratan de representaciones oníricas.

Es común atribuir a los diferentes dioses la capacidad de comunicarse con los hombres mediante sus sueños. En la Biblia aparecen más de setecientas referencias a sueños premonitorios o que constituyen un mensaje de Dios o de los ángeles. También lo creían los antiguos romanos, que le daban especial importancia a lo que ocurría en su cabeza durante la noche.

Otras culturas, como la china, creen que mientras soñamos el espíritu abandona el cuerpo y recorre otro plano de la existencia, por eso no consideraban conveniente despertar bruscamente a una persona, ya que estaban convencidos de que su espíritu podía quedar atrapado y no regresar al cuerpo.

¿Qué significan los sueños?

Actualmente existen muchas teorías sobre los sueños. Una parte de las escuelas esotéricas continúan pensando que son una forma de comunicación con otros planos espirituales y que a través de ellos seres como los elementales pueden transmitirnos diferentes mensajes.

Eso explicaría que algunos descubrimientos importantes, composiciones famosas o ideas para libros o películas hayan partido de un sueño.

Para otras, los sueños son la manera que tiene nuestra parte inconsciente de ponerse en contacto con la consciente. Por tanto, los sueños pueden estar enviándonos mensajes, pero no de otros seres, sino de nosotros mismos, indicándonos cuál es el camino a seguir en un momento determinado.

Esto sería así porque el inconsciente, nuestra parte más instintiva, es capaz de encontrar soluciones claras y directas que nuestra parte consciente no puede, debido a la gran cantidad de interferencias que sufre.

Desde este punto de vista, las pesadillas serían conflictos sin resolver que se nos presentan debido a la conexión que el subconsciente tiene con nuestras emociones. Debemos pues identificar la causa de la pesadilla para ponerle solución al problema y lograr que desaparezca.

Lo que es evidente y debemos de tener muy en cuenta es que los sueños no son textuales. Normalmente son metafóricos y hay que saber extraer su verdadero significado. Para esto podemos ayudarnos de expertos guías, pero también podemos realizar estudios individuales mediante técnicas como la meditación.

La numerología también puede ayudarte a conocerte mejor a ti mismo. Haciendo clic aquí puedes obtener un reporte numerológico totalmente gratuito que te ayudará a saber algo más sobre qué números te rigen y qué rasgos determinan.