Conceptos básicos de Tarot para principiantes

tarot-12Cuando alguien comienza a estudiar el Tarot una de las primeras cosas que seguramente le van a decir es que a la hora de comprar una baraja debe de decidirse por aquella que le transmita algo. Lo que ocurre es que encontrar una baraja propia, con la que sentirse totalmente identificado, puede tomar mucho tiempo. Muchos dirían que no se puede buscar, sino que hay que esperar a que sea ella la que finalmente nos encuentre.

Y como hasta que se produzca este encuentro se necesita comenzar con algo, la baraja conocida como Tarot Rider suele ser la más recomendada. Sus dibujos tienen una relación directa con sus significados más básicos de los arcanos, por lo que resulta mucho más sencillo realizar la lectura. No es lo mismo ver una carta en la que figuran diez espadas, que pueden no decirnos nada, que ver un cuerpo tendido boca abajo con esas diez espadas clavadas sobre su espalda. Con el tiempo, la historia fluirá con soltura ante nosotros sin necesidad de fijarnos en todos los aspectos de la carta, pero la intuición no es algo que simplemente se tenga, sino que también hay que desarrollarla, por lo que facilitar las primeras etapas con una baraja sencilla es muy importante.

La tirada inicial

Existen numerosas tiradas para interpretar el Tarot, pero lo mejor para alguien que está comenzando es no complicarse con demasiados arcanos que más que ayudarle a realizar la lectura pueden confundirle y abrumarle.

Una tirada inicial muy útil es la de las tres cartas. Se realiza con los arcanos mayores y en esta tirada la primera de las cartas hace referencia al pasado, o al dilema planteado; la carta central habla sobre el presente y la situación actual; la tercera carta indica el futuro o la solución al dilema.

Una vez que tengamos experiencia realizando esta tirada es posible que necesitemos un poco más de información o que queramos comenzar a utilizar un mayor número de arcanos. Podemos utilizar entonces tres cartas para el pasado, una para el presente y tres para el futuro. Es la conocida como tirada de siete cartas.

Es importante resaltar que se usan siempre los arcanos mayores y, solo cuándo ya tengamos seguridad en las lecturas, podemos utilizar arcanos menores para matizar y completar su significado. En este caso, se utilizan dos arcanos menores debajo de cada uno de los mayores.

En resumen, hemos visto ya cuatro tiradas básicas y muy importantes: la de tres arcanos mayores, la de tres arcanos mayores matizados por seis menores, la de siete arcanos mayores y la de siete arcanos mayores matizados por veintiún menores.

El tiempo y la experiencia nos irá diciendo cuál es la mejor opción para nosotros.

Tirada del amor con tres cartas

Me ha parecido interesante resaltar la tirada del amor ya que aunque se realiza también con tres cartas es ligeramente diferente y, puesto que es una de las consultas que más solemos encontrar, merece distinguirla.

El consultante escoge primero una carta entre todos los arcanos mayores y menores y el tarotista la coloca en la mesa. Esta carta simboliza a quién realiza la consulta. A continuación se escoge un segundo arcano, que se coloca al lado del primero y que representa a la persona sobre la que se consulta. La tercera carta, que se coloca bajo las dos primeras, en el centro, nos habla sobre la unión de la pareja, es decir, el futuro que ambos tienen en común.

Al igual que el Tarot, la numerología puede ayudarte a conocerte mejor y saber algo más sobre tu destino. Para saber más sobre los números que marcan tu vida solicita tu reporte gratuito aquí.